Jump to main content Jump to footer
logo: Astma- og Allergiforbundet - gjør Norge friskere

Información útil sobre huevos (eggallergi)

nb Dato publisert: Sist oppdatert:

Información útil sobre huevos (eggallergi)

Ficha informativa de la Asociación Noruega contra Asma y Alergia (NAAF, por sus siglas en noruego)

¿Qué es la alergia al huevo?

Las reacciones alérgicas alimenticias aparecen cuando el cuerpo reacciona a ciertas proteínas en los alimentos. La alergia al huevo es una de las alergias más comunes en niños pequeños. Hay pacientes que tienen reacciones muy fuertes, aunque la cantidad de huevo sea mínima, al revés de otros que sólo tienen molestias leves al consumir pequeñas cantidades o no experimentan molestias en absoluto con el consumo de cantidadades menores. Algunos experimentan reacciones alérgicas por el simple contacto con el huevo o con el vapor de un huevo en proceso de cocción, etc. Las alergias alimenticias, así como la alergia al huevo, son más frecuente en niños que en adultos. La alergia al huevo desaparece cuando el niño crece, sin embargo en otros casos permanece hasta la edad adulta.

¿Qué reacciones puede provocar el huevo en un alérgico al huevo?

Las reacciones que pueden brotar al comer huevo en un paciente con alergia, pueden ser muy variadas según la persona. Los ejemplos de reacción son: diarrea, dolores de estómago, urticaria, empeoramiento de eczema, problemas respiratorios/asma, así como un choque alérgico.

¿A qué se reacciona?

Son las proteínas del huevo las que provocan las reacciones y se encuentran en la clara y en la yema. Algunos experimentan reacciones alérgicas más fuertes a las proteínas del huevo cuando el huevo está crudo (o no ha sido calentado). También pueden brotar síntomas en ciertos alérgicos al inhalar vapores y humos de cocción/fritura de huevo y las reacciones incluyen asma y/o catarros alérgicos. Hay casos donde el sólo olor de crepes o de los gofres noruegos (vafler), cuyos vapores contienen alérgenos de leche y de huevo, puede llegar a provocar una reacción alérgica.

¿Cómo tratar la alergia al huevo?

Las alergias alimenticias se tratan generalmente y simplemente eliminando los alimentos que no se toleran en la dieta.

¿Dónde hay huevo?

Los alimentos que contienen huevo puede que tengan las declaraciones: clara de huevo (eggehvite), yema (eggeplomme), polvo de huevo (eggepulver), mayonesa (majones) u ovalbúmina (ovalbumin).

Los alimentos que suelen contener huevo son tartas, glaseados, biscochos, vinagretas (dressing), remolacha (remulade), mayonesa (majones), ensaladas con mayonesa (tipo: rekesalat, etc.), mostaza (sennep), espaguetis, macarrones, diferentes tipos de pasta, gofres (vafler), crepes (pannekaker), rellenos de chocolate, bolas de coco (kokosboller), bombones de chocolate (konfekt), platos rebozados (panert) y gratinados (gratenger). Esto obliga leer atentamente las declaraciones de contenido antes de comerse el producto. Si un producto tiene huevo incorporado, es obligatorio, según el reglamento de indicación alimenticia, declararlo en su envase; ello incluye a los alimentos sin embalaje, o sea, aquellos que se venden sin empaque en supermercados, restaurantea, cantinas y lugares por el estilo.

Algunos alimentos dicen en la etiqueta “que puede contener huevo”. Ello no quiere decir que se le haya añadido huevo al producto, sino que haberse dado una contaminación del producto con restos de huevo durante el proceso de elaboración. La mayoría de los alérgicos al huevo toleran productos cuyo etiquetado revela que puede contener restos de huevo.

¿Qué puede comer un alérgico al huevo?

El huevo es un alimento rico en nutrientes, pero existen buenos sustitutos alimenticios. Constituye un reto tener alergia al huevo, porque limita forzosamente el consumo de tartas, bizcochos y de alimentos industriales. El huevo tiene propiedades esenciales para la preparación de pastelerías y reposterías porque es un buen aglutinante y contribuye al levantamiento.

En el comercio existen sustitutos del huevo como por ejemplo “No Egg” y “Egg Replacer” que tienen las mismas características aglutinantes y son tan aptos como el huevo para usar en pastelería, pero no contienen los mismos nutrientes. Al sustituto se le debe añadir agua y batir la mezcla antes de incorporarlo. En vez de huevo también puede resultar barato, bueno y suficiente, aumentar la cantidad de levadura en polvo o de bicarbonato en la receta. Se puede sustituir un huevo por una cucharada de levadura en polvo. La añadidura de 1-2 cucharadas de harina de maíz permite obtener un producto final con el mismo color amarillo que si se hubiera empleado huevo en su elaboración.

Por lo demás, la mayoría de las salsas de chocolate industriales, gelatinas, helados suaves, sorbetes, bayas y frutas no contienen huevo y son buenos como postres y para celebraciones

¿Quién puede adquirir alergia al huevo?

La alergia al huevo aparece muy a menudo en bebés a partir de los 2 meses y suele desaparecer pasados los 4 – 5 años. Puede perdurar hasta los 6 – 7 años en algunos niños. La alergia al huevo es excepcional en adolescentes o adultos.

Las declaraciones de contenido de los productos alimenticios industriales
Hay muchos productos alimenticios con la indicación “puede contener cantidades mínimas de huevo” (“kan inneholde spor av egg”). Esto no significa que se haya incorporado huevo en el producto, sino más bien que residuos de huevo pueden haberse añadido al producto durante el proceso de fabricación. Los demás alérgicos al huevo toleran pequeñas cantidades de huevo y pueden ingerir productos marcados de esta manera. Cada paciente debe consultar a su médico con el fin de determinar si su alergia es tan grave, que también debe evitar cantidades mínimas de huevo.

Vacunas

Ciertas vacunas como por ejemplo el MMR se cultivan sobre embriones de gallina, pero normalmente no provocan reacciones en alérgicos al huevo. El cultivo utilizado en las vacunas contra la gripe se obtiene de tal modo que tiene una presencia medible de proteína de huevo, pero en una cantidad tan pequeña que la misma no implica un riesgo para los alérgicos al huevo. Este tipo de vacunas pueden ponerse en los centros de salud, en presencia de un médico. En caso de que el paciente haya tenido anafilaxia en el pasado o que tenga un asma grave y que no esté bajo control, se debe acudir a un hospital para recibir la vacuna.