Jump to main content Jump to footer
logo: Astma- og Allergiforbundet - gjør Norge friskere

Información útil sobre el asma y el frío (astma og kulde)

nb Dato publisert: Sist oppdatert:

Información útil sobre el asma y el frío (astma og kulde)

Ficha informativa de la Asociación Noruega contra Asma y Alergia (NAAF, por sus siglas en noruego)

El tiempo frío perjudica a las personas que padecen de asma y que tienen problemas en las vías respiratorias, aunque con una buena medida preventiva, una medicación correcta y una protección adecuada contra el frío, los asmáticos pueden enfrentar al aire libre el frío invernal. Sin embargo, no siempre el frío es el problema más grande, la contaminación medioambiental por partículas a causa del tiempo helado, especialmente en ciudades y pueblos, suele empeorar el asma. Los continuos resfríos durante el invierno también contribuyen al incremento de los malestares. El asma es una enfermedad que se presenta en varias formas, pero una de las más características se da con las bajas temperaturas. Por lo anterior, las personas deben tener cuidado si van a hacer ejercicios cuando hace mucho frío (<-10° C).

¿Qué ocurre con el asmático en el frío?

La razón del empeoramiento de muchos asmáticos al inhalar aire frío, es por tener vías respiratorias hipersensibles y no por alergia al frío. La inhalación de aire frío conduce indirectamente a la sequedad de las vías respiratorias y a raíz de esto se contraen. Cuando hace mucho frío es más complicado respirar por la nariz. Para los asmáticos la respiración bucal comprime las vías respiratorias, porque el aire no logra calentarse antes de alcanzar las mismas.

La nariz siempre tiene un papel fundamental para la protección de las vías respiratorias del aire contaminado o sin tratamiento y se ha podido averiguar que la naturaleza de la nariz influye sobre la capacidad de respirar por ella. Los esquimales viven en un clima especialmente frío (en Groenlandia) y estudios han podido demostrar que ellos tienen cavidades nasales más grandes que muchos otros grupos étnicos.

El asma, el frío y el entrenamiento

Es importante estar consciente de que el ejercicio o entrenamiento físico muy intenso a baja temperatura, puede empeorar el asma en caso de una protección insuficiente. El asma de esfuerzo puede ser causada, indirectamente, por el entrenamiento duro en un clima muy frío, porque implica una inhalación directa demasiado importante de aire helado en las vías respiratorias. Los problemas con el asma de esfuerzo aparecen a menudo durante el entrenamiento duro o competiciones deportivas en temperaturas más bajas que -15° C.

También las vías respiratorias normales pueden, hasta un cierto grado, reaccionar al esfuerzo físico estando al frío, esto sucede tanto en animales como en seres humanos. Se han realizado pruebas de tejidos, provenientes de las vías respiratorias de perros de trineo, que han participado en competiciones de arrastre en Alaska y han demostrado varios grados de reacciones infecciosas y ha pasado algo similar con los esquiadores de fondo cuando participan en competiciones en un clima con bajas temperaturas.

Sin embargo, es importante recordar que la actividad física mejora el estado físico y asimismo la capacidad de dominar el asma. Los asmáticos pueden participar en actividades de manera regular y con tiempo helado, para ello deben protegerse la nariz y la boca contra el frío y administrarse una adecuada cantidad de fármacos preventivos. Se debe adaptar individualmente el entrenamiento. Generalmente los asmáticos no deberían practicar actividad física en temperaturas más bajas que -10° C.

Ahora bien, el asma es un padecimiento de comportamiento muy individual y que muestra fluctuaciones en lo referente al modo en que se desarrolla, y algunos asmáticos pueden notar problemas para respirar en temperaturas tan solo unos pocos grados bajo cero. Es importante tener conocimiento de como se comporta este padecimiento en uno mismo y estar familiarizado con las reacciones propias.

¡El asma del frío no es lo mismo que alergia al frío!

La alergia al frío es una picazón que aparece al exponerse al frío, especialmente al agua fría. La urticaria a consecuencia del frío o del agua fría, puede conllevar a reacciones graves como hinchazones en grandes áreas del cuerpo. La alergia al frío puede ser la causa de un choque alérgico.

El frío y la contaminación medioambiental por partículas

Durante días fríos con poco viento y mucho tráfico de vehículos en ciudades y pueblos, ocurre un incremento en las concentraciones de gases y de partículas en el aire. El dióxido de nitrógeno (NO2), proveniente de los motores de combustión interna (vehículos viejos), puede contribuir al aumento de la contaminación del aire. A las personas pertenecientes a grupos vulnerables, la inhalación de dióxido de nitrógeno (NO2) les puede traer, entre otras cosas, un aumento de la tos, bronquitis, y menos resistencia a las infecciones. Los asmáticos tienen por reacción una disminución de la función pulmonar, incluso tras tan solo un corto tiempo de exposición. El polvo ambiental puede producir un brote alérgico o también empeorar la enfermedad, sobre todo en las personas que sufren de padecimientos crónicos en las vías respiratorias. El polvo ambiental puede además llevar consigo alérgenos que pueden desencadenar alergias.

Protección y prevención

La mascara calentadora “Jonas” de la Asociación noruega contra asma y alergia
(Norges Astma- og Allergiforbund) pretende ser una buena protección contra el aire frío y seco, y está indicada para los asmáticos que presienten un empeoramiento de su condición en climas fríos. La mascara “Jonas” proporciona una buena protección en caso de entrenamiento a bajas temperaturas. Por otra parte, la gorra, el cuello vuelto o la bufanda con malla procuran el calentamiento del aire antes de ser inhalado en los pulmones. Asimismo se reducen los problemas para los asmáticos y para otros que se les hace difícil respirar por la nariz con tiempo frío. La máscara “Jonas” está aceptada como medio de auxilio y, a través de la institución de salud en la que usted recibe tratamiento, puede serle aprobada como tal para ser subvencionada, con la condición que esta máscara calentadora sea recomendada por un especialista de medicina interna o pulmonar.